Conoce al dueño del Mónaco que le compró una isla de 115 millones de euros a su hija

Dimitry Rybolovlev tiene una fortuna de 9500 millones de dólares y muchas excentricidades. Aquí te las contamos.

Dimitry Rybolovlev figura en la casilla 119 de los hombres más ricos del mundo.
Dimitry Rybolovlev figura en la casilla 119 de los hombres más ricos del mundo.

Dinero don dinero. Dimitry Rybolovlev es el controvertido dueño del nuevo proyecto millonario del Mónaco. Su intención es formar una plantilla millonaria para competir con los grandes equipos de Europa. Por lo pronto ya dio un golpe con la intención de desembolsar más de 100 millones de dólares en fichajes. Y para conocer un poco más a este excéntrico personaje, aquí te presentamos algunos hechos curiosos de su biografía.

El magnate ruso inició su fortuna en la industria medicinal y muy pronto adquirió a bajo precio una sociedad que produce fertilizantes a base de potasio. En la actualidad posee una fortuna de 9500 millones de dólares que lo ubican en la posición 119 de los hombres más ricos del planeta.

Para llegar a dicha suma sucedió algo inesperado. En Rusia los rumores señalan que en 1996 mandó a matar al dueño de la empresa que competía con la suya. El hombre fue encontrado muerto después de una reunión con Rybolovlev. Estuvo en la cárcel 11 meses pero salió libre porque el único testigo que existía se retractó.

Ya con la gran cantidad de dinero compró el 66% del Mónaco por 100 millones de euros, donde negoció directamente con el Príncipe. La historia cuenta que el millonario compró el club para escapar del juicio que le plantó su esposa. Ella lo acusa de tener orgias con hermosas modelos en su yate. Le pidió el divorcio y solo 6000 millones de su patrimonio. Una ganga.

Las excentricidades se inician con su amor paternal. A su hija de 23 años, le compró el piso más caro de Nueva York, con vista al Central Park y que le costó 88 millones. También adquirió una mansión al famoso empresario Donald Trump por 93 millones de euros.

Pero el gustito más exquisito para su nena fue regalarle por su cumpleaños, la Isla griega de Scorpios por 115 millones de euros. Su colección de bienes también cuenta con grandes obras de arte de Pablo Picasso, Van Gogh, Gaugin y Monet.

Ya hablando del proyecto deportivo, una de las ventajas de ofrecer grandes sumas de dinero en Mónaco es que en la ciudad no se pagan impuestos sobre el salario de los jugadores. En una de sus locuras, le ofreció a Mourinho un cheque en blanco para firmar y 200 millones de euros para contratar. En una ciudad poco acostumbrada al fútbol, Rybolovlev adquirió un escape a su vida de magnate.

QUIEN LEYÓ ESTA NOTICIA TAMBIÉN CONSULTÓ...