Paolo Guerrero mostró su casa a un diario alemán

El Hamburger Morgenpost resaltó el mini altar de figuras religiosas que Guerrero tenía.

Depor. En el hogar del “Depredador”. Paolo Guerrero le abrió las puertas de su casa a la prensa de Hamburgo. Uno de los diarios de esa ciudad, el Hamburger Morgenpost, le hizo una amplia nota al peruano en su hogar ubicado en la autopista de Elbchausse y con una vista espectacular hacia el río Elba.

La casa de Paolo Guerrero cautivó a los periodistas del Morgenpost. Destacaron los adornos que tenía el futbolista, como el par de jirafas que estaba en la puerta de su balcón, el sofá-que fue descrita como un “oasis de comodidad”-y sus mesas cristal.

Pero lo que más llamó la atención fue el mini altar, con muchas imágenes religiosas, que el futbolista ha instalado en uno de los rincones de su casa. “Soy católico y muy creyente. Aquí rezo todos los días”, dijo Guerrero.

El delantero peruano también mostró el tatuaje que se hizo en el brazo izquierdo, donde figura la imagen de la Virgen María con el Niño Jesús. “Aún no está terminado”, dijo.

En la nota, Guerrero reiteró sus deseos de quedarse en el equipo de los Dinosaurios. “Quiero quedarme en el Hamburgo. Sería bueno para mi cabeza si la cosa se arregla rápidamente”, dijo Guerrero en relación al deseo del club y del jugador de ampliar el contrato que vence en 2010.

El “Depredador” aprovechó la oportunidad para ratificar su pedido de 4,7 millones de dólares como sueldo anual al Hamburgo. “No he exagerado”, aseguró Paolo sobre sus demandas.