Qué bien se TV... Las chicas CMD

Estas 'diosas' se roban a diario los suspiros de todas las hinchadas. Depor te presenta los detalles imperdibles de sus vidas. Ponte cómodo y disfruta.

Por Carlos Tassara Lafosse

“Muchos de mis amigos me dicen: ‘No sabes cómo envidio tu chamba’. Y la verdad es que los entiendo, porque me gusta mucho lo que hago”. Así de sincera se muestra Alexandra Hörler, uno de los nuevos rostros que iluminan las pantallas de CMD.

Junto a Alexandra del Solar, Romina Antoniazzi, Carola Román y Luciana Ochoa, ella se encarga de darle el ‘toque femenino’ a las transmisiones deportivas. Los hinchas somos los que terminamos ganando. Y siempre por goleada.

A pesar de que aún existen algunos prejuicios por meterse en ‘terreno de hombres’, ellas nos demuestran que no solo son ‘caras bonitas’. Están preparadas para sobresalir.

“Para hablar de fútbol, tienes que entender el juego. Debes meterte al 100% en lo que haces y te tiene que gustar. A mí me encantan los deportes, y también me gusta practicarlos. Disfruto no solo con el fútbol, sino también con el básquet, tenis o el surf”, confiesa Alexandra del Solar, la pionera de la belleza en el cable.

Carola Román toma la posta y añade. “No se trata de géneros, sino que las oportunidades llegan si estudias y eres profesional en lo que haces. No por ser mujer voy a pedir una serie de privilegios. Sería absurdo”, dijo.

Gajes del oficio
El trabajo de campo les da la oportunidad de conocer en persona a sus ídolos. Compartir con ellos algunos momentos inolvidables. Pero deben guardar la mesura y comportarse, ante todo, como las profesionales que son.

“El periodismo me permitió tratar con personalidades a las que admiro. Por ejemplo, en 2008 estuve con el equipo español que ganó la Copa Davis en su viaje a Pisco. También acompañé durante un Sudamericano al equipo brasileño de vóley femenino que ganó la medalla de oro en Pekín. Fue impresionante”, añade Carola.

Ellas se ven como unas ‘muñecas’ en la teve, es cierto. Pero también tienen su ‘calle’ y no le corren a ninguna disciplina, por más ruda que parezca. “De chiquita me gustaba ensuciarme jugando a la pelota. Prefería hacerlo antes que jugar con las muñecas. Y también disfruto viendo las peleas de la ‘Ultimate Fighting Championship’ y de vale todo. De hecho, eso me ayuda ahora”, cuenta Luciana Ochoa.

Juntas por el éxito
Con solo 28 años, Romina Antoniazzi ya se ganó un lugar en el periodismo deportivo nacional. No solo por su presencia en los diversos estadios haciendo planta baja, sino también por su incursión en la rama escrita, con la columna ‘La Fanática’, en Depor.

“Me encanta hacer las dos cosas. Son diferentes, pero se complementan bien. Quien sabe escribir tiene el don de la palabra, y eso le da mayor soltura para hacer radio o televisión. También me encantaría incursionar en la radio”, dice ‘Romi’. Eso sí, al igual que sus colegas, admitió que llegó al periodismo deportivo casi por casualidad. Pero que con mucho esfuerzo pudo ganarse su lugar.

“Me gustaba el fútbol, aunque no al nivel del periodismo. Al inicio era muy difícil, pero eso me daba más ganas de seguir haciéndolo y superarme. Me daba más fuerzas. Y aún me falta mucho por aprender”, añade Romina.

No hay dudas. Las cinco ‘diosas’ de la TV nacional dan mucho de qué hablar. Y ya tienen su lugarcito ganado en el imaginario del hincha. Todos ganamos. Con ellas no hay zapping que valga. Y una derrota ya no duele.

Datazos
Renata Casalino, “Chichi” Casanova, Carla Stagnaro y Silvana Arbulú fueron algunas de las primeras periodistas deportivas de televisión en el Perú. Aparecieron en los 90s.

Mónica Belaúnde y Ana María Picasso fueron las últimas bellezas que se dejaron extrañar en la televisión peruana. Ya no ejercen el periodismo deportivo. Una pena.