Cruzado: "En Irán mis compañeros usaban como 'water' un hueco"

El volante peruano jugó una temporada y media en el Esteghlal de Teherán, que llegó a deberle cuatro meses de sueldo.

Rinaldo Cruzado volvió al Perú de vacaciones, luego de una temporada y media en la desconocida Liga de Irán. El zurdo volante defendió desde enero de 2009 al Esteghlal de Teherán, club en el que vivió situaciones increíbles.

“Yo estaba lesionado y mi representante (Raúl González) me dijo que había una propuesta de Irán. La oferta económica era muy buena, y acepté. Pero yo salía de una lesión y a las dos semanas de llegar a Teherán debuté. Fue todo muy rápido. Allá el extranjero tiene que marcar diferencias rápidamente”, dijo Cruzado, quien reveló sus deseos de jugar por Alianza Lima en el segundo semestre de este año.

Cruzado, de 25 años, comentó que Irán es un país muy extraño, pues le tocó vivir situaciones increíbles, a las que tuvo que adaptarse para que su rendimiento en la cancha no se vea afectado.

“La comida es horrible. Mis companeros dormían en el piso, yo no quería hacerlo, por eso lo hacía en un cama que me facilitaban en las concentraciones”, comentó a CMD.

Pero lo que más le sorprendió a Cruzado fue dónde hacía la gente sus necesidades fisiológicas: “Una de las cosas que más me sorprendió fue eso. Para miccionar tenía que hacerlo en un hueco. Imagínate la dificultad para hacer más cosas en el baño”.

“Tenía que pedir que me den una habitación con un baño para hacer mis cosas normalmente. El mismo problema tenía un compañero brasileño (Felipe Alves ), con el que siempre paraba, pues éramos los dos únicos extranjeros del club”, agregó.

El ex jugador de Alianza Lima y Sporting Cristal reconoció que llegó a estar hasta cuatro meses impago porque su ex club, el Esteghlal, es mantenido por el Estado, cuyos representantes tenían una mala relación con el dueño de su club. Por eso, se demoraban con los sueldos.

“Lo peor es que yo no entendía nada. Allá se habla en persa y la única forma de comunicarme era con un traductor o con mi compañero brasileño, que tenía los mismo problemas que yo. Irán está muy retrasado. Ese país vive en el año 1300”, finalizó.