La final de la Copa Libertadores terminó en bronca

Un hincha del Inter de Brasil habría originado la pelea al escupirle a Marco Fabián, volante de Las Chivas de Guadalajara.

Al término de la final entre Inter y Chivas de Guadalajara, y al comenzar los festejos del club brasileño, varios jugadores de ambos equipos disputaron una lamentable pelea, que obligó a actuar a la policía.

De acuerdo con declaraciones de Adolfo Bautista y Héctor Reynoso, un aficionado del Inter ingresó al campo de juego y originó la gresca al escupirle al mediocampista Marco Fabián. Sin embargo, unos reporteros aseguraron que el responsable de la confrontación fue un empleado del estadio, según información recogida por el portal Goal.

Fuera de quien haya sido el culpable, los ánimos ya venían exaltados desde el inicio del partido cuando se interrumpió el himno mexicano, hecho que desconcentró al equipo azteca y fue considerado como una falta de respeto.

“No respetaron desde el inicio el himno, y si no respetan cómo quieren que los respetemos”, dijo el atacante de Chivas, Adolfo Bautista, quien en respuesta se puso a calentar cuando se entonaba el himno brasileño.

Brasileños y mexicanos se repartieron varios golpes por unos minutos hasta que la riña fue controlada. Al final, los jugadores del Chivas se retiraron del estadio Beira-Río de Porto Alegre para evitar mayores problemas.